Bares en el barrio gótico de Barcelona

El barrio gótico es uno de los más antiguos de la ciudad. Entre sus callejones y grandes edificios de piedra, se pueden encontrar una gran variedad de locales nocturnos y en Lista Discoteca te decimos cuáles son los mejores bares en el barrio gótico de Barcelona para que hagas tu propio recorrido.

Polaroid Bar

Es una opción para todos aquellos fervientes seguidores del rock y el cine. Su nombre está inspirado en la célebre canción de Fito Páez “Polaroid de locura ordinaria”. El menú incluye cócteles que tienen por nombre Delorean, el Balboa o Miyagi San, así como también se pueden escoger cervezas españolas, latinoamericanas y artesanales. La decoración es un  homenaje a la cultura pop de los ochenta y noventa: música, cine, videojuegos. “¡Súbete al Delorean y revive los mejores años de tu vida!”, es una de las consignas de este local. En las paredes hay afiches de películas clásicas, así como también juguetes e instrumentos musicales de la época.

Carrer Còdols, 29.

Nevermind

Otro de los bares en el barrio gótico de Barcelona que subraya la nostalgia es Nevermind, como se llama el famoso álbum de Nirvana. Zona de encuentro para leales al rock, especialmente el grunge, el skateboarding  y el grafiti. De hecho, dentro hay un mini bowl para que los más fervientes patinen. En ocasiones especiales proyectan películas o documentales relacionadas con la música. Kurt Cobain es la figura emblemática del lugar, y por eso es llamado “el líder metafísico del bar”. Por supuesto, hay música en directo.

Escudellers Blancs, 3.

Manchester Bar

Es el local de homenaje al rock británico. Canciones de The Smiths, The Clash, Joy Division, Happy Mondays, The Cure o Stone Roses ambientan el lugar mientras el público puede disfrutar de cervezas, mojitos, pisco sour o tragos que llevan nombres de agrupaciones como New Order y The Smiths.

La decoración es vintage, alegórica a esos años de explosión del rock y pop británico después de  los setenta. Imágenes de David Bowie o Damon Albarn acompañan a los visitantes. Aunque la temática principal esté basada en clásicos del género, también hay espacio para las nuevas agrupaciones que se han fundado a partir de este género.

Carrer de Milans, 5.

L’Ascensor

Las puertas de un viejo ascensor dan la bienvenida al local. Es uno de los bares del barrio gótico de Barcelona con más trayectoria y lleva más de 30 años en activo. Una vez pasada la puerta, el visitante entra a un lugar de ensueño y placer. También un viaje al pasado, a la coctelería clásica como el gin tonic o la caipiroska. La decoración es clásica, sobria, conservadora y elegante. La madera es lo que predomina en un ambiente que también cuenta con lámparas de cristal que ofrecen una luz tenue. La música es tranquila, se escucha a un volumen acorde para la buena conversación.

Carrer de Bellafila, 3.

Bar Mariatchi

Este es uno de los bares en el barrio gótico de Barcelona que se salen de lo clásico. Es para un público que busca música mestiza, variada y experimental. También conocido como el bar de Manu Chao,  quien es propietario, es un lugar para artistas y músicos que quieren encontrar propuestas pocos convencionales. La decoración es sencilla y bastante relacionada con el ideario de Manu Chao, alegórica a la fusión, especialmente a los ritmos latinoamericanos. Son populares las cervezas a un precio mucho más bajo de lo común en el Barrio Gótico de Barcelona.

Còdols, 14.

Bar Síncopa

En el techo, unos muñecos simulan dar un concierto. Así de informal y amena es la decoración de este local que tiene como punto de partida el rock y el reggae para ofrecer al público. Para muchos visitantes es uno de los bares del barrio gótico de Barcelona con más encanto. Puede haber también música en directo, otro de los principales atractivos del lugar. Cuando no, siempre habrá alguien encargado de reproducir los temas más idóneos para la ocasión. Cerveza y mojitos son las bebidas clásicas de este lugar, que se ha convertido en una oda a lo urbano y alternativo.

Calle Avinyo, 35.

Sor Rita

Como un bar kitsch se define este lugar, divertidamente sobrecargado en su puesta en escena. En sus cornetas, suena música de Raffaella Carrà, Camilo Sesto, Paloma San Basilio o Raphael. En sus paredes hay espejos de camerino, lámparas de cabaret  y muñecas Barbie desnudas que posan frente a estampados de cebra. En el techo hay pegadas decenas de zapatos de tacón alto. Sus dueños aseguran que el visitante se sentirá como en una película de Pedro Almodóvar. Suele haber karaoke, en la carta hay cervezas, cocteles y tapas. Algunas veces hay lectura de tarot y venta de ropa usada. Es uno de los bares del barrio gótico de Barcelona que no te puedes perder, ¡y tiene concesario como el de una iglesia!

Carrer de la Merce, 27.

Bar El Jardí

Tapas, sándwichs, cervezas, refrescos, café, cerveza y sangría es lo que más se ofrece en este lugar al aire libre, mesas con sombrillas, suelo de piedras sueltas, plantas por doquier y fuentes. Así es el ambiente de este lugar, idóneo para disfrutar del sol del día, así como de la complicidad de la noche. La decoración es sencilla. Toda la vistosidad la da el ambiente natural que lo rodea y la disposición de las mesas en ese contexto. Eso sí, en la noche suele llenarse un poco más, así que es recomendable llegar temprano si el plan es nocturno en este bar y restaurante.

Carrer de l’Hospital, 56.

La entrada Bares en el barrio gótico de Barcelona aparece primero en Lista Discoteca.